Noticias

El video de “No Surprises” pudo haber sido grabado en el WTC

¿Se imaginan presenciar dos edificios muy altos, con luces encendiéndose en cada ventana al perfecto ritmo del tema “No Surprises” de Radiohead? Pues bien, esa fue la idea de Garth Jennings para el video de esta canción, el cual habría sido filmado en 1998 en las ahora inexsitentes Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York.

Jennings, que colaboró con Adam Buxton en la filmación del video de “Nude” en 2008, explica en una columna en el diario The Guardian cómo es que había preparado algunos bocetos de videos de varias bandas, con ideas que al final no se llevaron a cabo. Sobre Radiohead dice:

Realicé un boceto del World Trade Center para [filmar ahí el video de la] canción de “No Surprises” de Radiohead en 1998. La ida consistía en tener a una persona en cada una de las ventanas [de ambos edificios] y organizar una coreografía de encender las luces, de modo que creara patrones al ritmo de la música. Habría sido como si las Torres Gemelas hablaran entre sí en plena noche, con luces titilando conforme a la melodía. Se pudo haber hecho de forma digital, pero yo estaba seguro de que hubiera sido mejor hacerlo de verdad. ¡Qué idiota!

A veces veo [los] video[s] que perdí y experimento una alegría por la desgracia ajena viendo que fueron peores que mi idea, pero en este caso Grant Gee realizó un video para Radiohead que quedará como un clásico de todos los tiempos, con Thom Yorke cantando mientras el agua sube de nivel por su cara. Diablos.

Garth Jennings tiene razón. Aunque no podemos de imaginarnos el trabajo final en aquel tiempo, el video actual de la canción se ha convertido en uno de los más reconocibles por fans y por la gente en general, y que no fue menos difícil de grabar que como hubiera sido con luces encendiéndose y apagándose sincronizadamente en un par de edificios. Como consta en el rockumental Meeting People Is Easy, –dirigido también por Grant Gee— Thom Yorke tuvo que hacer varios intentos por contener la respiración y soportar todo el puente de la canción bajo el agua, hasta que en el último la toma quedó por fin terminada.